Aquí encontrarás lo que a nosotros nos hubiera gustado leer antes de hacer el camino. Esperamos que te sirva también !

¿Qué es?

El Camino de Santiago de Compostela es un camino originalmente religioso. Nació en el medioevo con el objetivo de realizar la peregrinación hacia la tumba del apóstol Santiago, lo hacían desde distintas partes de Europa. Hoy, ademas, es un camino ‘turístico’. 

¿Qué caminos hay?

Hay muchas vías (caminos) para llegar a Compostela a lo largo y lo ancho de España. 

Los mas conocidos son el Camino Frances (el que hicimos nosotros),  el Camino del Norte,  en el que vas bordeando toda la costa norte española, la Vía de la Plata, que comienza en Sevilla, el Camino portugués que empieza en Lisboa u Oporto, el Primitivo, y así podemos estar un largo rato. Esos son los más conocidos y cuentan con más infraestructura turística (algunos mas que otros). 

Todos tienen Final común:

Santiago de Compostela. 

Pero.. ¿Desde dónde puedo empezar a caminar?

Podes empezar el camino en cualquier lugar que quieras, muchos dicen que el Camino comienza al cerrar la puerta de tu casa. También , hay gente que lo empieza desde fuera de España y hasta algunos lo hacen al revés, desde Santiago hasta algún punto. Por ejemplo, el punto de ‘inicio’ del camino francés es Saint Jean Pied de Port, también suelen ser las ciudades grandes como Pamplona, Leon, Burgos, por ejemplo.

Si te interesa tener el certificado que acredita que realizaste el camino es importante que camines si o si los últimos 100km de alguno de estos caminos (una semana aprox.) Pero, basicamente, podes empezar donde quieras.

Foto tomada de internet
www.mapacaminosantiago.es

¿Cuándo conviene comenzarlo? 

Siempre es mejor evitar las “temporadas altas” en todos los destinos si buscas menos gente y “El camino” no es la excepción.

De Junio a Agosto aproximadamente, “El camino” Francés, que es el mas turístico, suele ser muy concurrido (cada año más y mas). Esto puede dificultar algunas cosas, como conseguir cama en el pueblo o ciudad que decidas quedarte a pasar la noche, y que en vez de disfrutar el camino estes pensando en llegar para tener un espacio. De todas maneras, vale la pena en cualquier época, si podes elegir evita esos meses 🙂

 Otro factor a tener en cuenta es el clima, el calor no es muy amigo al caminar. Nosotros recomendamos empezar bien en Abril/ mayo, o bien en Septiembre. El clima ayuda mucho y el conseguir cama no se trasforma en lo que parece una competencia. (Si vas en abril, lo único a tener en cuenta y sobre todo, paciencia, es en Semana Santa).

peregrinos

Al principio tal vez te maree un poco tanta información pero a medida que vayas  informando y luego realizando el camino vas a ir encontrando sus manias y vas a ir aprendiendo como manejarte.

¿Dónde dormir?

En el camino hay una oferta muy variada de alojamientos, desde hoteles con habitaciones privadas y jacuzzi, y hostels en las ciudades mas grandes, y , los que elegimos nosotros, albergues. Tambien ,algunas parroquias, ofrecen lugar en donde duermes en el piso ( sobre colchonetas).

Nosotros fuimos siempre que pudimos a los albergues parroquiales y municipales (privados o públicos). Son los mas económicos y , por decirlo de alguna manera, auténticos. Dormirás con mucha gente y compartirás la comida, será una experiencia única y a prueba de todo lo que uno esta acostumbrado, realmente vale mucho la pena. Aprendes muchísimo de esas experiencias.

 El precio de estos albergues privados y municipales suele ser económico, cobran entre 5 y 12 euros la cama (por lo general 8eu la mayoría). Los albergues parroquiales, al contrario, el precio  lo pones tu, es a donación. Allí vas a poder compartir la cena y desayuno con los peregrinos y los voluntarios que atienden el lugar (hospitaleros), los que, para nosotros, fueron los momentos más memorables de nuestro Camino.

Otra cosa a tener en cuenta es que, en el Camino Frances, al ser el mas popular sueles encontrar oferta de alojamiento en cada pueblo , aunque no siempre los mas baratos eso esta claro, pero digamos que si quieres cortar una etapa tienes oportunidades variadas de parar cada 5km aprox. En los otros caminos al ser menos turísticos, la oferta para dormir es mas reducida y, a veces, sueles tener tramos de varios kilometros sin ningún lugar. 

Por último, con respecto al alojamiento. A veces, ciertos lugares se aprovechan de lo turístico del camino frances. Eso hace que pierda un poco su identidad, en la cual los peregrinos se alegraban solo por tener un lugar donde dormir y comer, pensemos que era el Medio Evo .
Por suerte, algunos lugares mantienen la esencia y tienen todas las facilidades, quizás no tan “confortables” como en los albergues privados pero es como dice la frase…

«El turista exige, El peregrino agradece»

¿Dónde comer en el camino?

Los locales saben sacar provecho de que el camino es turístico. Hay pueblos que sobrevivieron en el tiempo gracias a eso. A veces, esta bueno probar bares, locales o pequeñas tiendas que no se aprovechan de sus precios porque, por ejemplo, nos pareció curioso ver por todos lados el “Menú Peregrino” para comer que oscila entre 10 y 12 euros por persona.

Lo más económico es, obviamente, cocinarse comprando en las tiendas locales. Es muy importante preguntar si el albergue dispone de cocina y utensilios al momento de elegir. Algunos albergues privados suelen tener su propio restaurant, entonces, te cobran la cama por debajo de la media, pero, al no tener cocina, no tienes otra opción más que comer en su restaurante. Como ven, las ofertas son muy variadas. 

¿Quién controla como voy caminando?

Y EH AQUI, el pasaporte del peregrino. TA TAAAN TA TAAAN (esperamos que hayas cantado esta frase) …

Al llegar a Santiago, para obtener tu “Compostela” ( diploma que consta que realizaste “ El Camino” ) debes ir  a la oficina del peregrino. Ellos te pedirán tu “pasaporte”, y, para validar que realmente caminaste ( o pedaleaste, si lo hiciste en bicicleta ) tenes que tener tu “pasaporte” con los sellos de los lugares donde dormiste.

A tener en cuenta que , como dijimos antes, para obtener tu “Compostela” tenes que haber caminado, al menos, 100 Km. En el camino francés y el camino del norte equivale a comenzar en la localidad de Sarria (uno de los puntos de partida más comunes).

Okey, pero…

¿Dónde obtengo mi pasaporte?

Si comienzas en alguno de los puntos más “comunes” como por ejemplo en Saint Jean Pier de Port, Francia, el día anterior a empezar a caminar debes ir a la oficina del peregrino, donde no sólo te darán tu pasaporte, sino que también te darán una guía muy completa en la que incluye todas las localidades que vas a ir cruzando, los nombres de casi todos los albergues o parroquias en las que puedes dormir, distancia entre pueblo y pueblo, entre otras muchísimas cosas. Si comienzas en otro punto, en las iglesias y parroquias del lugar donde comiences, seguramente tengan el pasaporte, incluso puedes preguntar en la iglesia de tu Barrio, es probable que lo tengan también. 

No dudes en acercarte a estos lugares ya que tendrán un montón de información útil para tu viaje

Ya llegados a Santiago con nuestros diplomas y pasaporte completo 🙂

y ahora viene la pregunta critica…

¿Qué llevo en la mochila? ¿Cuál uso?

En nuestro caso, nosotros debíamos comprar mochilas que nos sirvieran para continuar viajando más allá de “El Camino”, así que fuimos con mochilas grandes (65 y 75 lts.), las cuales, ya tienen de por sí un peso de 2 kilos y pico. Si tienes la posibilidad de llevar una de entre 40 y 50 lts, creemos que sería ideal, eso si, asegúrate de que sea cómoda y se ajuste bien a tu cintura, de esa forma el peso recae sobre las piernas y la espalda lo agradece. No dejes pasar este detalle, pensé que vas a estar caminando varios kilometros al diá con la mochila atras. 

En cuanto al peso que debes llevar, siempre recomiendan que NO sea mayor al 10% de tu propio peso corporal. Ahora, si pesas, por ejemplo 70 kilos, lo ideal es que lleves en tu espalda 7 kilos. Ten en cuenta que tu botella de agua la vas a llenar (obviamente), y eso suma peso, vas a llevar alguna fruta, incluso a veces el almuerzo, entonces, deberías dejar un margen de 2 kilos aprox. para que esos 7 kilos no se transformen de repente en 9 o 10. Creenos!, después de días o semanas caminando, el agua llena o vacía se nota, y como!!!!

Por supuesto que nosotros hablamos luego de haberlo hecho y te decimos cual seria el ideal, si tienes mas peso no te frustres durante el camino iras tirando lo que no haga falta. Nosotros hicimos eso y fuimos aprendiendo durante, es parte del proceso también. 

Les presentamos a nuestras compañeras de viaje

¿Qué llevo en la mochila?

Pararse frente a la mochila para “armar” tu camino, puede ser una tarea más difícil y estresante de lo que uno se puede imaginar, sobre todo, al terminarla (muy feliz) y hacer la “prueba de la espalda”, uno comienza a pensar si es factible cargar todo ese peso a diario. Entonces, comienza el desarme. “llevo este buzo?”, “necesitaré tantas medias?” “para que llevo esto?” son preguntas que te haces. 

Siempre que hagas una mochila y tu objetivo sea llevar el mínimo peso posible, debes eliminar los “por las dudas”, es trillado pero es la puta verdad. Si algo que vayas a incluir en la mochila te hace pensar o decir “esto lo llevo por las dudas”, automáticamente eliminalo de la lista!

Les dejamos el listado de lo que más o menos llevamos nosotros para hacer nuestro Camino …

Recuerden que fuimos en abril, si tenes pensado hacerlo en verano, obviamente deberías obviar algunas cosas al igual que si lo haces en invierno

Ropa:

  • Un par de zapatillas de trekking (senderismo)

Si tenés pensado comprarte unas zapatillas nuevas, asegúrate de caminarlas un tiempito antes de lanzarte al Camino.
¿
Zapatillas deportivas? …no las recomendamos, ya veras que vas a patear muchas piedras y ramas, y vas a caminar sobre asfalto, pasto, carretera, ripio, montaña, llanura, etc; así que necesitarás zapatillas con buen “agarre”. Tati llevo sus zapatillas deportivas viejas aparte y quedaron en Pamplona, solo las saco a pasear jaja 

  • Camisetas de una tela ¡que se sequen rápido!

Tati llevo 2 musculosas deportivas, una camiseta deportiva y una camiseta de algodón liviana para dormir, por ejemplo. Santi llevo una musculosa y una camiseta deportiva y una camiseta de algodón.  

  • Ropa interior y medias. Llevamos 3 pares de medias de trekking.

Lo que hacíamos era comenzar en la mañana con un par puesto (obviamente), y, para evitar ampollas, al mediodía solíamos frenar a secarnos los pies y cambiarnos las medias. Osea que por día usábamos dos pares, si durante la etapa querías cambiártelas de nuevo te pones el viejo, el cual lo teníamos colgando secando en la mochila.
 Al llegar a destino, lavábamos las medias y ante la duda que no se sequen para el otro día, teníamos unas limpias de repuesto para arrancar la mañana siguiente, dejando otro par secando sobre nuestras mochilas mientras caminabamos. Esto no lo aprendimos el primer día, fuimos viendo como lo íbamos haciendo y que nos servia, también mucha gente que cruzábamos y hablábamos te da consejos y uno va tomando lo que le sirve. 

  • Pantalones.

Santi llevo dos pantalones largos deportivos y uno corto. Tati llevo 2  pantalones largos deportivos, uno de algodón para cuando no caminaba y uno corto. Si tenes los pantalones desmontables esos de 2 en 1, son los mejores. 

  • Algo para cubrirte del sol , gorra o lo que te guste. Gafas de sol también son necesarias. 
  • Chubasquero o algo que te cubra de la lluvia.
  • Ademas, Santi llevo un pantalón para la lluvia y los dos una remera térmica cada uno (en verano obviar). Si vas en abril, las mañanas pueden ser muy frescas en algún tramo del camino, incluso te puede nevar en alguna etapa debido a la altura.
  • Por ultimo, cada uno llevo un buzo deportivo ligero. 
nuestras fieles zapatillas

¿Llevo botiquín? ¿Qué pongo?

Nuestro botiquín fue variando a medida que caminamos, les dejamos la lista final que fue lo que nos sirvió. 

– Ibuprofreno

– Gaza

-Cinta de medico

– Agujas e hilo: Si, si te salen ampollas no te va a quedar otra que “operarlas”. Tati se convirtió en todo un experta y lo hacía a diario. 

– Betadine

– Curitas

– Vaselina: Las ampollas son las peores enemigas del Camino, y ponerte vaselina en los pies antes de empezar a caminar puede ser de gran ayuda, a nosotros nos sirvió y mucho. 

Otras cosas para llevar que pueden ser útil :

– 1 cuchillo o una tipo victorinox

– Jabón blanco. Muchos albergues tienen lavaropas, pero hay otros muchos en los que solo puedes lavar tu ropa a mano, entonces, lo necesitarás. Además, tal vez no queres gastar en lavadora y secadora.

Bolsa de dormir liviana (importante!): Los albergues no te dan sábanas ni nada por el estilo, algunos solo te dan las descartables, entonces, tenes que llevarte tu bolsa de dormir. Ni hablar si quieres vivir la experiencia de dormir en alguna parroquia. 

– Botella de agua (50 o 75)

– Toalla secado rapido

-Palo de trekking o palo de “peregrino”. Esto, como todo, depende mucho de cada uno, para algunos es incomodo, pero para otros es la salvacion, la realidad es que en momentos donde las piernas comienzan a flojear, el palo puede ser un gran amigo, sobre todo en las subidas.

Al fin al cabo estos no dejan de ser tips subjetivos a lo que vivimos nosotros, esperamos que les sirvan para saber como a otro le fue. La ansiedad de emprenderse a esta aventura son muchas, es una experiencia diferente a lo que uno acostumbra hacer. 

No dudes ni un segundo en no hacerlo, vale la pena cada paso que das, vas a aprender muchísimo y vas a conocer mucha gente. Anda dispuesto, con la mente y el corazón abiertos a recibir lo que pase alli. Tomate tus tiempos y escuchate, vayas solo, en pareja o en grupo. 

Te deseamos que los disfrutes mucho y sobre todo BUEN CAMINO PEREGRINO !!

Y no te olvides de ver nuestros videos de Youtube sobre el camino !!

Follow by Email
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram